Cambios

Estos dos últimos años y medio he vivido grandes cambios en mi vida. Primero fui mamá y un año después me embarcaba a la aventura del emprendimiento.

Después de 11 años dedicándome exclusivamente a las rastas y trabajando desde casa me apetecía un cambio personal, poder dedicarme también a otras cosas que me apasionan, cómo es el mundo de la crianza, la costura y seguir formándome en esas áreas, y hace un año y medio, junto a una amiga y socia nos lanzamos de cabeza hacia algo que queríamos, nos ilusionaba y nos motivaba, abrir nuestra tienda y, en ese momento, con la idea de seguir atendiendo las rastas.

Pero fué verdad lo que dicen sobre emprender, se trabaja muchísimas horas, con ilusión, pero se trabaja mucho. Poco a poco, este proyecto ha ido exigiéndome más y más tiempo y este verano, incapaz de compaginar ambas cosas, decidí sólo atender a los clientes que ya tenía y no coger nuevos clientes, intentando así también organizarme y poder seguir. Desde entonces todo ha sido bastante caótico, no he podido atender el correo, ni el whatsap y muchas veces ni las llamadas, ha sido difícil contactar conmigo… Los días pasan de forma fugaz, sin tiempo dónde parar un momento a pensar y este ritmo ha llegado un momento que no puedo llevarlo y estar con todo y con nada a la vez.

Personalmente tengo cierta inclinación natural a cambiar de etapa y pasar a algo nuevo, totalmente diferente y emocionante cada cierto tiempo y lo suelo hacer de manera radical, pero en este caso lo he alargado muchísimo. Emocionalmente me ha resultado difícil tomar la decisión, sois tantos y tantas los que nos vemos periódicamente desde hace 5, 7, 9, 10 años…y tantas las cosas que he aprendido en todo este tiempo que me ha costado tomar la decisión de ya cortar con esa etapa y aceptar y dedicarme de lleno a esta apasionante nueva etapa que he iniciado y que necesita mi atención completa.

Hay muchos motivos por los que no ha sido fácil, esto ha sido durante mucho tiempo un trabajo totalmente estable, que no exigía muchas horas, que me gustaba y que me permitía compaginarlo con estudios, familia, etc. Y en este momento apostar y empezar desde cero con un proyecto que no sabes por dónde te llevará es arriesgado…pero la tranquilidad y estabilidad no parece ir conmigo y disfruto con la emoción de dedicarme a algo que me apasiona, creer en ello y lucharlo, aunque eso suponga una bajada de ingresos.

Una vez tomada la decisión, me encontraba con otro problema, no podía daros una alternativa a la que recurrir que trabajen del mismo modo, por lo que os he seguido dando citas hasta solucionar esta parte.

Entonces, después de mucho pensar, mucho hablarlo incluso con parte de vosotros, ya está tomada la decisión, dejo de hacer rastas y estoy preparando un curso de formación dirigido a personas interesadas en dedicarse a ello, cómo extra o cómo trabajo principal. Será una forma de mantenerme en contacto con esta parte, llevará mucho trabajo de preparación pero una vez hecho necesitaré dedicarle menos tiempo, una forma de poder, de alguna manera, compaginar y mantener la página y mis conocimientos vivos, enseñando todo lo que he aprendido durante estos años. Una forma de cerrar el ciclo sin la sensación de haber dejado algo a medias y sabiendo que estáis en buenas manos😉. En la web se compartirá la información de quién haya realizado el curso para que podáis contactar con esa/s personas y de esta forma podré ofreceros esa alternativa que hasta ahora no os podía dar (en breve os informaré sobre el curso).

Y quienes me conocéis lo sabéis, hemos compartido muchísimos momentos, nos hemos reído y compartido muchos conocimientos, hemos aprendido juntos. Estos años han sido muy enriquecedores personalmente. Realmente el hecho de “hacer rastas” visto como “tirar de los pelos” puede sonar aburrido después de unos años, pero para nada es así. A través de las rastas he visto el mundo con los ojos de todos los que habéis pasado por aquí y he aprendido muchísimo. Hemos tomado unas cañas, nos hemos ido de fiesta, hemos sido mamás, nos hemos hecho amigxs, hemos viajado, hemos volado cometas, ido a conciertos… son tantas las cosas que siguen en mi vida gracias a haberme dedicado estos años al, que de primeras, parece el “simple y llano” trabajo de hacer rastas!! Nada más lejos de la realidad. Además de permitirme trabajar las horas que yo quería y de hacerlo desde casa, ha permitido que pueda estudiar, que compagine la crianza con el trabajo y tener un día a día muy enriquecedor siendo un ambiente de trabajo relajado, íntimo y agradable en el que se comparte mucho. Son muchas cosas y es una puerta difícil de cerrar.

Tengo que agradeceros de todo corazón haberme “permitido” trabajar de lo que me gustaba, haber confiado en mí y haberme enseñado tantas cosas, de rastas y de la vida en general.

Y ahora es ese momento de nervios, que después de meses dándole vueltas tengo que darle al botón de publicar. Es el momento de dar un paso hacia adelante y llevar a cabo los cambios que os he comentado.

Un abrazo y hasta pronto!

Jeni

Publicado el 28 de febrero de 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Ay ay ay…si es que esto se veía venir!
    Es muy comprensible todo lo que dices, y seguro que te ha costado un potosí tomar la decisión…pero también es bastante claro que lo que estás haciendo ahora te apasiona, y si encima puedes dedicarte a ello..pues qué te voy a contar! Que lo hagas, que tenemos que evolucionar, y que tu etapa de rastas te va a quedar como un recuerdo precioso, tanto a ti como a los que te hemos conocido a través de ella🙂 Me dio mucha penita cuando hace tiempo dijiste que sólo atenderías a los que ya habíamos pasado por tus manos..yo no se cuántas veces habré pasado (que si me las pongo, que si me las quito, que si me las vuelvo a poner…ajajaja!) pero desde ese momento supe que había que dejarte “libre” para emprender tu nueva etapa… y no es que te haya “puesto los cuernos” con otra persona que me las haga eh? no no no…es que ahora me las hago yo misma :O tengo que decir que me mola hacerlas, pero también digo que hecho de menos las largas conversaciones y tu compañía. En fin, que te vamos a echar de menos en esto,,,pero te tenemos en tu otra etapa que es preciosa… un besazo Jeni!!!!
    Encarni

    • Muchas muchas muchas gracias guapa! Me encanta saber que has cogido el mando tu misma y que te gusta hacerlo. Y en lugar de ver lss conversaciones que ya no tenemos me quedo con todas las que hemos tenido. También hemos vivido y compartido momentos muy emotivos e importantes de la vida de las dos y espero que nuestras vidas sigan encontrándose por el camino. Muchos besos y gracias por acompañarme durante estos años.

      Jeni🙂

      • Pues si… tantas horas dan para mucho jajaja! Segurísimo que nos seguiremos encontrando!! Además, posiblemente esté al tanto de ese curso que vas a dar, para seguir aprendiendo y tal vez intentar seguir tu estela!!! ^___^ Y gracias a ti por ser como eres!!! Besitos para los 3!😉

  1. Pingback: Curso de Formación de Rastas | RastasMadrid.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: