Los temidos piojos

Ilustración de Florencia Cassano*

Llevando rastas no tienes más posibilidades de coger piojos que si no las llevas, pero la solución para eliminarlos es algo más engorrosa. Hasta hace poco la mayoría de experiencias en las que piojos y rastas se encontraban y que yo conocía acababan mal para las rastas, por lo que la mayor parte de la gente acababa quitándose las rastas. Una solución bastante drástica y dramática en muchos casos.

Si tienes posibilidades de coger piojos porqué a tu alrededor haya niños, que generalmente es cómo se cogen cuando eres adulto, lo mejor es prevenir, proteger el pelo usando pañuelos y echando unas gotas de aceite del arbol del té en la parte de la nuca y en el pelo de detrás de las orejas como preventivo, pero si aún así los coges o llegas tarde para la prevención aquí os explico cómo poder acabar con ellos sin tener que deshacerosde las rastas.

Hace poco, una clienta habitual desde hace unos años y con unas rastas larguísimas y muy bien cuidadas cogió piojos. Es mamá y los piojos que primero habían acampado en la cabeza de su niño decidieron mudarse a la suya. Sin ninguna intención de quitarse las rastas sin haber peleado antes con los bichillos siguió varios pasos que consiguieron que ganase la batalla, eso sí, es un poco pesado, engorroso y necesitas de una buena dosis de paciencia y algo de tiempo, pero si sigues los consejos que aquí pongo es muy probable que venzas a los piojos y puedas conservar tus rastas.

Lo primero que hizo  fue comprarse un producto de farmacia llamado FullMarks que es dimecotina, mucho más eficaz que los que contienen permetrina, malatión y fenotrina, ya que los piojos se han hecho resistentes a estos últimos tres compuestos. También hay otras marcas que pueden funcionarte igualmente, cómo Neositrin, Liberalice y Stop Piojos. Se echó el producto siguiendo las indicaciones del mismo, es decir, se lo echó una primera vez, a los 10 días otra vez y a los 8 días un tercer tratamiento. El bote cuesta alrededor de 20€ y en este caso, llevando las rastas muy largas, usó un bote en cada tratamiento (es decir, en total 3 botes).  Fué muy efectivo, pero todavía había más que hacer para romper todo el ciclo vital de los piojos.

Entre medias de los 3 tratamientos con dimecotina, se lavó el pelo en días alternos (día si y día no) y después de cada lavado le resultó muy efectivo echarse vinagre de manzana, que sirve para soltar las liendres del pelo y tiene un efecto repelente que dura varios días. La mamá de la que he sacado toda esta experiencia hizo el tratamiento con vinagre 4 o 5 veces a lo largo de un mes y dice:

“Me llegué a echar casi una botella entera cada vez, incidiendo en el cuero cabelludo y me lo envolvía con film transparente durante casi una hora, si podía más un rato más, aunque escuece, osea que como mínimo 20 minutos.

Además si usas aceite de oliva o aceite de bebés (tipo Johnson’s) se frenará el desarrollo de las liendres.  Si lo mezclas con unas gotas (a ojo) de aceite esencial de orégano potenciarás el efecto. Se echa el aceite en las rastas por la noche, se envuelven con film transparente y se deja actúar durante toda la noche haciéndo que coincida con el día que tengas que lavarte la cabeza ya que sino necesitarás lavártelo igualmente para quitar todo el aceite.

Para el lavado del pelo y que se quite bien todo el aceite, me comenta que ha utilizado un champú de ortiga de la marca Klorane (en parafarmacias), es para cabellos grasos y lavándolo dos veces en el mismo lavado se lleva todo el aceite. El champú cuesta alrededor de los 11€.

Una vez lavado el pelo con el champú usar acondicionador (vale el más barato, los hay de botellas de litro) para que escurran bien todas las liendres y piojos.

Por último, el tratamiento no sólo se tiene que aplicar a la cabeza, sino que se recomienda que se laven todas las toallas, peines, sábanas, etc. con agua bastante caliente (60ºC las cosas de lavadora).

Cómo véis la solución es engorrosa y no muy económica, además, después de acabar con los pipis necesitarás un buen arreglo en las rastas ya que de tanto lavado, aceite, acondicionador, etc, se quedarán bastante despeluchadas. Aún teniendo en cuenta el engorro he pensado que os podía interesar ya que hasta ahora la mayor parte de las experiencias con piojos y rastas habían acabado mal (para las rastas), así que quería compartir su experiencia  por si en algún momento os sirve de ayuda. Aprovecho también para agradecer de parte suya a tod@s los que ayudásteis a través del facebook con consejos para intentar deshacerse de ellos.

Yo, por mi parte, tengo que agradecer toda la información que me ha proporcionado respecto a su experiencia, ya que sin eso no podría haber escrito esta entrada ni podría ayudaros cuando me consultáis que hacer si habéis cogido piojos y tenéis rastas. Espero que os sirva de ayuda!

Parte de estas soluciones están extraídas de esta web, la que os recomiendo que consultéis si necesitaís información más detallada y/o otros consejos.

 

 

*La ilustración es de la propiedad de Florencia Cassano y sólo puede utilizarse con su consentimiento expreso.

 

Publicado el 8 de marzo de 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: